lunes, 9 de enero de 2012

PALABRA DE DIOS: CAÍN Y ABEL

   Génesis, capítulo 4.

  Comienza el cuarto capítulo del Génesis y la Biblia nos dice que el hombre conoció a Eva, su mujer. El lector incauto se preguntará: «¿Pero cómo? ¿No la había conocido en el capítulo dos?». No, señoras y señores: aquí hay un malentendido. Aquí dice conoció, pero quiere decir garchó. Adán conoció a Eva en el segundo capítulo, pero se la garchó en el cuarto —en el cuarto capítulo quiero decir, no en su habitación, que se entienda—.
   Esta aclaración sobre el sentido que se le da aquí a la palabra conocer es importante para entender un episodio posterior, que sucede en la ciudad de Sodoma.
  El hombre conoció a Eva, su mujer, la cual concibió y dio a luz a Caín.
   Y la segunda vez que Adán conoció a Eva, esta dio a luz a Abel, que viene del hebreo Hébel, que significa vanidad —esto es muy llamativo—.
   Caín fue labrador del suelo. Abel fue pastor de ovejas.
  Ambos hermanos entregaban ofrendas a Dios. Caín de los frutos de la tierra, Abel de los primogénitos de sus ovejas.
  Dios es carnívoro, por eso recibía las ofrendas de Abel con gusto e ignoraba las de Caín.
   El final de este drama también es muy conocido: movido por los celos, Caín mató a su hermano.
   Entonces, Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel, tu hermano?
   Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?
   Digno hijo de su padre, se hace el pelotudo.
  ¿Qué has hecho?, dijo Dios. La voz de la derramada sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra.
   Esta imagen me encanta.
   Y a este hijo suyo, también lo maldice Dios.
   Y ahora, maldito eres de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la derramada sangre de tu hermano.
   Cuando labrares el suelo, no volverá más a darte su fuerza; fugitivo y errante serás en la tierra.
  Caín se arrepiente. No le vale una mierda, porque eso del arrepentimiento lo inventaron los cristianos y faltaban siglos para que nacieran. Así que Caín no zafa de su condena. Pero Dios le pone una marca para que no lo caguen matando como castigo por su mala acción.
   ¿Quiénes?
   Otros hombres.
  ¿De dónde salieron? ¿No era una familia de cuatro: Adán, Eva, Caín y Abel?
   Qué se yo… Misterio divino. Menos pregunta Dios y perdona —a veces—. No le rompan las pelotas al cura.
   El hecho es que había más gente, porque Caín se manda a mudar, se establece en la tierra de Nod y conoce a una mujer. Que sería hija del co-creador, supongo.
  Con esta mina tiene a Enoc y a Irad, que engendró a Mehujael, que engendró a Metusael, que engendró a Lamec, y así… Pero toda esa gente no nos importa, porque no son nuestros parientes y se mueren todos, tiempo después, en el diluvio universal.
   ¿Quiénes nos importan?
  Los descendientes del tercer hijo de Adán y Eva: Set, que significa sustitución. La madre le puso así porque decía que Dios se lo mandaba como reemplazo de Abel.
    La primera de varias sustituciones que ocurren en la Biblia.

14 comentarios:

  1. Está buena la Biblia comentada... cada tanto me dan ganas de leerla (como ficción, como compendio literario) pero nunca me tomo el trabajo, así que tus entradas me vienen de lo más bien. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. La obra de ficción mas vendida de la historia!! Los que tienen los derechos de autor se deben llenar de regalias!

    Muy bueno, como siempre! Saludos

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo Guillermo, me hizo recordar a mis clases de Biblia con un pastor Testigo de Jehová y su esposa, cuando querían captarme ellos y yo estaba perdida, intentando encontrar mi lugar en su cielo. Jaja...suerte que zafé!

    Un beso,

    Pao

    ResponderEliminar
  4. pobre gurí.

    cuánta insensibilidad nominal hay en el mundo desde el origen mismo de los tiempos.

    creo, sinceramente, que 'reemplazo' habría sido mejor nombre.

    ResponderEliminar
  5. Esto se debe entender así: muy posiblemente Dios haya tenido que crear una mujer, así medio de improviso, para satisfascer a Caín, dado que, sino, luego de dar vueltas al pedo por no encontrar a nadie, hubiera vuelto a su casa a matar a Adan y Eva y le estropeaba todo el plan de la creación a Dios.

    ResponderEliminar
  6. Muy agudo el análisis etimológico de las palabras.. genial, genial!!.. Ese Dios, sí que es gente extraña..

    ResponderEliminar
  7. Me diste ganas de releer Abel Sánchez de Unamuno !

    ResponderEliminar
  8. NO WAY, PUNK.

    Me tomo (casi) en serio lo de tener algo medianamente interesante para decir.

    ResponderEliminar
  9. diana bz: Me alegro de que le estés dando provecho a mi versión masticada de la Biblia.
    La mastico y la paso a tu boca, como ciertos pájaros a sus pichones.
    Yo también la leí como ficción, hace un año y pico. No de un tirón; alternando con otras lecturas, para hacerla más llevadera. Como ficción y como documento histórico y social.
    Abrazo y gracias por pasar.

    Juan Pérez: Sí, se vendió más que El Señor de los Anillos. Y tiene más adaptaciones al cine. Y más merchandising.
    Entre Gandalf y Jesucristo, en combate, ¿quién te parece que gana?
    Abrazo y gracias por pasar.

    Pao: ¡Me alegro de que no te hayan logrado lavar el cerebro! Y espero que hayas encontrado tu lugar en esta tierra.
    Gracias por el elogio.
    Beso y gracias por pasar.

    Café (con tostadas): ¿Pobre gurí quién? ¿Caín? ¿Abel? ¿Yo?
    ¿Reemplazo? ¿Te parece?
    Yo prefiero Sustitución, porque suena a prostitución.
    Caín y Sustitución se fueron al río.
    Caín se ahogó.
    ¿Quién quedó?
    Prostitución.
    Abrazo y gracias por pasar.
    Un gusto siempre leerte.

    Señor Potoca: Jajaja. Me gustó tu teoría.
    Y Caín hubiese sido el primer serial killer de la historia.
    Abrazo y gracias por pasar.

    Ariadna: ¡Gracias por el elogio!
    Más que gente extraña, ese Dios es un reverendo hijo de puta.
    Un gusto leerte, Ariadna.
    Abrazo y gracias por pasar.

    Lunática: No lo leí. Acabo de wikipediarlo. ¿Está bueno?
    Pobres todos los Caínes y Joaquínes de la historia.
    Abrazo y gracias por pasar.

    Boris: ¡No seas quisquilloso, pendejo! Todo lo que escribís es interesante.
    Qué olor a moho tiene tu blog.
    Abrazo y gracias por pasar.

    H A R R Y G O A Z: Sospecho que eres un androide.
    Gracias por tus buenos deseos.
    Lo mismo para ti.

    ResponderEliminar
  10. Set, por supuesto.
    Todos los demás tienen, al menos, un nombre de verdad.
    No, es claro que no me parece. No me parece reemplazo, no me parece sustitución... pero dejá. Tengo problemas con los nombres de los pibes. jajaja

    ResponderEliminar
  11. Set, que en hebreo significa "conjunto de elementos que comparten una propiedad o tienen un fin común".
    Ejemplo: Set de pinturitas.
    ¿Te quedó claro, piba?
    ¿En qué sentido tenés problemas con los nombres de los pibes? Contame (es una orden).

    Abrazo y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  12. ay ¡dio'mío!
    ¿es una orden?

    ja.

    Claro que tengo problemas.
    No son ningún secreto.
    Si querés saber, te toca leer.
    (Podés empezar por acá, o no.)

    ResponderEliminar
  13. No, es una orden de bromita...

    Ahí leo y te comento.

    Abrazo y gracias por pasar.
    Es un gusto siempre leerte.

    ResponderEliminar