miércoles, 30 de marzo de 2011

SATURNO EN LA CASA TRES


    Posibles implicaciones de Saturno emplazado en la casa tres.

  La casa tres simboliza la esfera de lo intelectual, la educación, comunicación y movimiento.
   Saturno tiende a bloquear, obstaculizar, limitar la libre expresión de las casas en las que se emplaza. En la casa tres puede dificultar la facultad del individuo de comunicarse libre y espontáneamente.
   A menudo existe un miedo detrás de esta parálisis de la mente, muchas veces consecuencia de un entorno familiar temprano vivido como adverso o peligroso para la seguridad de la persona, y poco conducente, por ende, a una comunicación fácil y abierta. Como mecanismo de defensa, el niño se ha acostumbrado a encerrarse en sí mismo y al cabo de los años esto deriva en una merma de la capacidad de compartir sus pensamientos más íntimos. Lo que subyace a esto es un sentimiento de inadecuación y un temor a ser humillado, malinterpretado o incomprendido.
   En casos más extremos, al individuo le resulta enormemente difícil, incluso, participar de conversaciones triviales. Esto le traerá dificultades para integrarse en cualquier grupo. Y es probable que, por su actitud, sea visto por los demás como alguien altivo, arrogante o estúpido.
   Con Saturno en esta posición también puede darse un fenómeno de exceso de compensación. La persona puede «hablar por los codos», una aparente contradicción con la interpretación corriente de Saturno. Pero inevitablemente, la conversación abarcará todos los temas excepto los que realmente son de importancia para el individuo. Hablará mucho, pero pocas veces dirá realmente lo que siente. Está tan lejos de la comunicación como el individuo taciturno.
   Por las razones que acabamos de enumerar, suele suceder que quien tiene a Saturno en este emplazamiento tropiece con dificultades al comienzo de su educación y, en general, con la adaptación escolar.

   Material extraído de «Saturno: un nuevo enfoque de un viejo diablo», de Liz Greene y «Las doce casas», de Howard Sasportas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada